Festividad de Santa Eulalia y conmemoración del 30 Aniversario en el Patriarcado de Serbia.

9-12 de febrero. Festividad de Santa Eulalia y conmemoración del 30 Aniversario
de la Iglesia Ortodoxa en el Patriarcado de Serbia. Barcelona.

20180209_182314dav

Concierto “Resurrección” Coro “San Simeón.” Maestra del Coro Nana Peradze.

Este mes de febrero, el día 14, (1988-2018) se cumplen los 30 años en que la Iglesia Ortodoxa Española está en la jurisdicción del Patriarcado de Serbia, con su Santidad el Patriarca Irineo y Su Excelencia Monseñor Luka, obispo de Europa Occidental.

El día 9 de febrero,  se inició el primer acto de celebración del Aniversario, con la actuación del Coro de San Simeón, de la Catedral San Sava de París, en el Concierto “Resurrección”. La maestra de coro Nana Peradze, formando un quinteto,
interpretaron cantos ortodoxos, bizantinos, eslavos y georgianos.  El  concierto  se realizó, en la Iglesia románica de “Sant Pau del Camp”, en Barcelona, con notable asistencia de público.

En este acto estuvieron presentes Su Excelencia, el Metropolita Monseñor Jovan (Vranishkovski)  el Arzobispo de Ohrid y Metropolita de Skopje; Su Excelencia  Monseñor Ignatje, Obispo de Pozarevac-Branicevsko y Su Excelencia Monseñor Luka, Obispo de Europa occidental que, -a causa del mal tiempo no pudo estar presente-;  el Arcipreste Joan, Vicario General para España y Portugal y el Arcipreste Martí, rector de la Parroquia de la Protección de la Madre de Dios, de Barcelona, junto con sacerdotes, diáconos y fieles de la Eparquía de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Serbia, ubicados en la Península, en las Islas Baleares, Islas Canarias y Occitania.

davAsistieron gran número de representantes de diversas comunidades cristianas, Asociaciones Culturales, y de Derechos Humanos, así como amigos y familiares.
Hubo representantes del gobierno catalán, el Director Sr. Enric Vendrell y la Subdirectora  Sra. Isabel
Escandell de la Dirección de “Afers Religiosos” de la Generalitat de Catalunya y la Sra. Lola López, Comisionada para la  Diversidad e Interculturalidad,  del Ayuntamiento de Barcelona.

Las voces llenaron el recinto con sonoridad nítida y  de gran espiritualidad, dando a conocer, para muchos, los cantos religiosos de la tradición ortodoxa.