Calella muestra al público la exposición ‘Arte sagrado, la tradición hoy’

La exposición ‘Arte sagrado, la tradición hoy’, puede visitarse en la Sala de exposiciones de l’Ajuntament Vell (plaça de l’Ajuntament, 1 – 3), de Calella. Estará abierta desde el día de la inauguración, sábado 20 de octubre, hasta al 9 de diciembre. El horario es de miércoles a sábado, de 18.00 a 21.00, domingo y festivos, de 11.30 a 14.00.

Bajo el título ‘Arte sagrado, la tradición de hoy’, se reúne el trabajo artístico de un grupo de personas a las cuales les une la producción de obras de arte de carácter religioso. Esta integrado por alumnos de la escuela de iconos de la Santísima Trinidad; Neculai Saftiu (profesor del centro), que participa también con sus iconos; Francesc Faijula, que presenta una pequeña muestra de lo que son sus esculturas; Joan-Carles Osuna, con diferentes tablas de pintura medieval, entre románico i gótico; y Amparo Morató, con miniaturas sobre pergamino.

La técnica utilizada en las obras que se mostrarán en la exposición y referente a la pintura sobre madera (iconos, románico y gótico), es la misma y se trata de pigmentos con un aglutinante que es el huevo (pintura al temple de huevo). Fue la que más se había utilizado en la época medieval y que había convivido con la pintura al óleo, hasta que las facilidades de trabajo que proporcionaba a los pintores, la hizo la más empleada.

Por lo que respecta a las miniaturas, en cuanto a su procedimiento, continúan elaborándose como en la edad media, pero su función como en la ilustración de textos ha ido disminuyendo hasta casi su desaparición, con la invención de la imprenta, al perderse la reproducción manual de libros. Por otro lado, las esculturas en madera y policromía, o bien con barro, han variado muy poco en su proceso desde la antigüedad, pero sí su forma.

EL SENTIDO DE LA ICONA SEGÚN LA TRADICIÓN BIZANTINA

El icono dentro de la tradición bizantina tiene una dimensión teológica que va mucho más allá de una simple representación como la que se observa en un cuadro. El nombre icono – en griego eikon, quiere decir imagen, se trata de profundizar en el sentido de esta imagen para adentrarnos en el de la icona. La primera imagen a observar es el icono de Cristo, porque en él encontramos el misterio del Hombre-Dios que hace posible la representación de Dios incognoscible en su imagen encarnada.
El Hijo permanece después de su encarnación, consustancial al Padre, y es en este intercambio sinergético entre lo creado e increado, donde encontramos el fundamento del arte iconográfico.
El primer problema que se nos plantea es que Dios en su esencia es infinito e ilimitado y no lo podemos circunscribir; es decir, no le podemos tocar ni besar porque es intangible. Lo explica el evangelista Juan cuando dice: A Dios no le ha visto nunca nadie, el Hijo único, aquel que es en el seno del Padre, lo ha manifestado. En estas palabras se nos ponen en evidencia dos afirmaciones antinómicas, por un lado, no poder ver ni conocer; y por otro, el poder ver y conocer a aquel que nos lo revela.
La iconografía es inseparable de esta verdad que al mismo tiempo es el fundamento de la fe cristiana. El iconógrafo, para plasmar esta realidad trascendente, sigue una técnica y una tradición. Y no pinta siguiendo su imaginación, sino según modelos antiguos para mantener la conexión con el prototipo.
El icono está iluminado desde el interior por la luz increada, representada por las aureolas y el oro. Es la forma de expresar exteriormente lo que nuestros ojos no poden ver, sino sólo a través de la contemplación y la participación en el misterio representado en la imagen. Además, la perspectiva inversa pone el punto de fuga no en el fondo de la imagen, sino en el espectador, invitando a participar, a incorporar nos en ella. Por tanto, la iconografía tradicional, lo que hace es plasmar en nuestra realidad una imagen como vínculo de unión con su realidad transfigurada.

Taller de iconografía de la Santísima Trinidad

http://www.tribunamaresme.com/2012/10/05/calella-mostra-al-public-lexposicio-art-sacre-la-tradicio-avui/