27/12/2021: Entierro de msr. Luka en Belgrado

Monseñor Luka

Hoy, lunes 27 de diciembre, día de celebración de los santos mártires Tirsus, Leucius, Filemón, Apolonio y otros , se ofició la Santa Liturgia en el monasterio de la Presentación de la Santísima Madre de Dios en Topcider, con motivo del reposo del bieaventurado obispo de Europa Occidental Luka. La Santa Liturgia fue presidida por Su Santidad el Patriarca de Serbia Porfirio.

Celebración de la Divina Liturgia

Su Santidad, el patriarca Porfirio

Después de la Santa Liturgia, el Patriarca de Porfirio ofició un funeral sobre los restos mortales del bieaventurado obispo Luka con la concelebración de los arzobispos patriarcales.

Después de las oraciones del funeral del bieaventurado obispo Luka, con la bendición de Su Santidad, el Reverendísimo Obispo de Braničevo, Ignacio pronunció un sermón en memoria de monseñor Luka. Entre otras cosas, dijo que esta separación de ahora es de carácter temporal.

Su Santidad, el obispo Ignacio

” Él también creía en el reposo bienaventurado, porque así nos lo prometió el Señor, y entonces estaremos todos unidos, y es que aunque muramos, no debemos tener miedo, porque Él nos resucitará en el último día. Él es el pan de vida que descendió del cielo, y todos los que de Él comen no morirán, sino que vivirán para siempre “, dijo el obispo Ignacio en su sermón, y agregó:

“Porque el hombre es un ser débil, y busca seguridad y muchas veces se apega a las cosas que lo rodean, a las cosas materiales y a todo lo que nos rodea, pero los versículos de Damasceno nos dicen que todo esto es fugaz, y que es una falsa esperanza. La única esperanza es creer en nuestro Señor, porque Él es el único que tiene vida eterna. Por supuesto, la muerte es una tragedia, y por eso, de hecho, Dios vino a salvarnos, a darnos vida con su muerte, porque ninguna de las personas nacidas de un hombre y una mujer puede escapar a esta tragedia. Todos somos herederos del pecado original de Adán, cuya precio es la muerte. Y por eso era necesario que viniera Dios, que se hiciera hombre, que uniera toda la naturaleza con Dios, consigo mismo, porque sólo en esa unión tenemos la vida eterna ”.

Parte de los metropolitas oficiantes

Después, los jerarcas recitaron oraciones por el alma del recién traspasado obispo Luka. Finalmente, los restos mortales del bienaventurado obispo Luka, acompañado por los jerarcas, fueron enterrados en el cementerio del Monasterio de la Presentación de la Santísima Madre de Dios, donde aún se llevó a cabo un servicio conmemorativo.

Fuente: https://www.tvhram.rs/vesti/vesti-iz-crkve/3260/molitveni-ispracaj-episkopa-zapadnoevropskog-luke-manastiru-vavedenja-presvete-bogorodice-topcideru-foto-video