COMUNICADO DE LA PARROQUIA DE BARCELONA

Debido a la crisis sanitaria generada por el coronavirus, y siguiendo las instrucciones del “Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya”, la Iglesia Ortodoxa (Patriarcado de Serbia) de la Protección de la Madre de Dios de Barcelona, permanecerá cerrada hasta que se levante la orden de confinamiento.
En este momento de aislamiento rogamos a Cristo nuestro Dios por las víctimas y la pronta recuperación de los enfermos de esta pandemia y pedimos también la fuerza necesaria para afrontar este tiempo de dificultad.

Consejo Parroquial