Festividad de la Parroquia Protección de la Madre de Dios, Barcelona

Festividad de la Parroquia «Protección de la Madre de Dios» Barcelona.
7 Octubre 2018

El Velo de la Protección de la Madre de Dios, se extiende en el Templo y acoge a los  feligreses y sacerdotes de la Eparquía en España y Portugal. La belleza del oficio se une a lcofa belleza del encuentro entre los presentes de las distintas parroquias. Coro y clérigos entonan los cantos y el pueblo en atenta escucha,  todos participan de la Luminosa Fiesta de la Madre de Dios, con un sentimiento de tristeza por la ausencia del Obispo, Msr. Luka, a causa de su salud, y que al final se le dedicó un momento para desearle una mejoría y que le permita poder venir para la festividad de Santa Eulalia, en el mes de febrero.

Los Hieromonjes P. Nicolás (Alicante), P. Macari (Barcelona) P. Miquel (Palma) P. Serge (Francia), Rev. P. Dámaso, (A Coruña) Rev.P. Paulo (edfLisboa), Arciprestes P.Joan y P. Martí, Rev. P. Jose, (Barcelona) P. Diácono Goran (Francia) y el monje, hipodiácono Germán  (Coruña). La foto corresponde después del oficio de Vísperas, el sábado 6 octubre. En la Divina Liturgia del domingo también estuvieron presentes los sacerdotes, el Rev. P. Jaume (Girona)  y el Rev. P. Josep y el P. diácono Antonio (Barcelona).

De la parroquia de San Eudald y de Santa Parasqueva de Ripoll, cantaron el “Agni Partene”.

El coroedf de la parroquia de Ripoll participó cantando, en rumano,  el  Agni Parthene  (del griego Αγνή Παρθένε que significa «Oh Virgen Pura” es un himno devocional no litúrgico compuesto por San Nectario de Égina, para el Theotokarion («Libro de himnos a la Madre de Dios»).

 

mdeReliquia de la Theotokos

Arcipreste Stavrophor JOAN, Vicario General para España y Portugal, fundador

30 Aniversario 1988-2018 con el Patriarcado de Serbia

14 FEBRERO 1988. UNA FECHA PARA RECORDAR

Hablar de la Ortodoxia en nuestro país, cuando era casi inexistente es hablar de la década de los años setenta.  Hablar de la Ortodoxia en aquel tiempo era mirar el entorno y no encontrar indicios de testimonios cercanos. Podríamos hablar de que la existencia de la Ortodoxia estaba germinando en el corazón de unos jóvenes que se sentían interpelados en su fuero interior por una búsqueda sincera que les guiaba a las raíces del cristianismo, donde se hallaba finalmente la Tradición de la Iglesia Ortodoxa, a pesar de la “lejanía geográfica” que se encontraba más allá de los Pirineos.

Eran tiempos que no favorecían dicho encueJUNY 2018ntro, pero la simiente estaba echada y a través de la oración siempre presente,  de los contactos y conocimientos que se iban adquiriendo, poco a poco, se iba marcando el rumbo, que finalmente llegó a puerto, en el momento en que el Sínodo de la Iglesia Ortodoxa Serbia quiso a bien, y gracias a Dios, dar la bendición canónica a esta comunidad que nació en Cataluña.

El 14 de febrero de 1988 se firmó el Acta de Recepción. Una fecha para recordar y no olvidar, porque a partir de aquí se había culminado un peregrinar que había durado dieciséis años y marcaría con los diecisiete años el inicio de una nueva singladura.

A partir de aquí un nuevo período empieza y que todavía sigue… veremos como a través de estos treinta años la Iglesia crece con nuevos miembros, con nuevas parroquias y sin ninguna distinción de nacionalidades y procedencias que ha configurado un mosaico diverso y unido por la Koinonia y el Kerigma apostólico.

Los inicios están marcados por dos personas que fueron los fundadores de esta Iglesia, hablamos de aquel entonces (1972) del Sr. Guy Lhotel Pivardier  y Joan García Casanovas. El Sr. Guy Lhotel recibió órdenes sacerdotales y más tarde marchó a otro país siguiendo otro camino. Joan García recibió también las órdenes sacerdotales y a él le recayó la responsabilidad de ser Vicario General para España y Portugal, de la Iglesia Ortodoxa  del Patriarcado de Serbia. Más tarde se añadirían nuevos servidores para el altar.


JUNY 2018 3
JUNY 2018 4

Joan Garcia hizo la carrera de Nática especialidad Ingeniería  y estuvo navegando en la Compañía Transmediterránea como oficial  de la Marina Mercante. Dejó su carrera profesional y buscó trabajo en tierra, contrajo matrimonio y sus inquietudes espirituales le llevaron a conectar con el mundo de la Ortodoxia.  

JUNY 2018 5Cursó estudios en los Institutos Superiores de Teología Saint-Denys y Saint Serge de París y en la Facultad de Teología de Barcelona.  Actualmente coordina la Escuela de Teología Ortodoxa “San Gregorio Palamás” y es docente invitado en la Universidad Pompeu Fabra, Universidad Católica de Murcia y Universidad de Girona. Es Presidente del GTER, “Grupo de Trabajo Estable de las Religiones”. Como Vicario General coordina todas las parroquias existentes en España y Portugal.

     JUNY 2018 6                            Arcipreste Joan en la Facultad de Teología de Belgrado

JUNY 2018 1                    Arcipreste Joan en el Instituto Ortodoxo “Saint Serge” París

Su Excelencia Monseñor Luka (Kovacevic) Obispo de Europa Occidental

Su Excelencia  Monseñor Luka (Kovacevic), Obispo de Europa Occidental (1997)

mgr. lukaNació el 30 de octubre de 1950 a Piskavitsa cerca de Banja Luka. Estudió en el Seminario “Tres Santos Jerarcas” en el monasterio Krka, y terminó sus estudios de teología en 1982 en el Instituto de teología ortodoxa San Sergio de París.

Fue  tonsurado monje y ordenado diácono y sacerdote el año 1976. De 1982 a 1992, fue monje en el monasterio de San Sava a Elaine, Australia. Ordenado obispo de Australia y Nueva Zelanda el 17 de agosto de  1992, por su Beatitud el Patriarca Pavle, en la iglesia catedral de San Miguel de Belgrado. Monseñor Luka fue nombrado Obispo de la diócesis de Europa occidental,  en 1997. Durante los dos años que siguieron fue obispo de la diócesis del Oeste de Europa y sirvió como administrador de la diócesis de Australia y de Nueva Zelanda, donde estuvo hasta el 1999.

A partir de aquí la Iglesia Ortodoxa de Barcelona y Girona ya estuvieron bajo su omophor y empezaría gradualmente la formación de las diversas parroquias en la Península y en las islas, junto con Portugal y Occitania, hasta el presente.

mgr. luka 2mgr. luka 3

Memoria Eterna!

Memoria Eterna!

MGR. DAMASKINMgr. Damaskin, fue el Obispo que sucedió a Monseñor Laurentije. En más de una ocasión visitó Planils, capilla de San Serafín de Sarov  (Girona),  y también una vez estuvo en Barcelona, acompañado por la Sra. Voika, tesorera del episcopado para Europa Occidental.

Vivió momentos muy convulsos, cuando estuvo en París. El eco de la guerra se hacía sentir y en una ocasión se vivieron momentos muy tensos y con gran ansiedad, en los que él no estuvo al margen del sufrimiento, repercutiendo en su salud.

Más tarde marchó a América, y decidió emprender una nueva vida  hasta el fin de sus días. Pedimos a Dios que le conceda el reposo eterno y + Memoria Eterna!

      La foto corresponde cuando visitó  el Pla de Planils, provincia de Girona.

Su Excelencia Monseñor Lavrentije Trifunović, Obispo de Šabac

30 Aniversario 1988-2018 con el Patriarcado de Serbia

Su Excelencia Monseñor Lavrentije Trifunović, Obispo de Šabac

El año 1988, después de cinco años de espera canónica, monsenyor LAVRENTIJEfinalmente el Sínodo del Patriarcado de Serbia, a través del Obispo Lavrentije, acogió a la Iglesia Ortodoxa “Protección de la Madre de Dios” que estaba inscrita en el Registro del Ministerio del Interior, con la denominación de “Iglesia Ortodoxa Española”, ya que abarcaba la jurisdicción de toda la Península.

Él fue el Obispo que visitó en aquel entonces la Parroquia de Barcelona. A pesar de su corta estancia, no dejó de conectar con la comunidad y una comida en casa del Rev. P. Jaume y de su esposa, la popadía Julia, reunió a todos los fieles que asistieron a la misma, después de celebrar los actos litúrgicos en la iglesia. mdeSe respiraba una gran alegría por todos los acontecimientos tan esperados que daban fin a un gran período de espera incierta. Por fin la Iglesia tenía la bendición del nuevo Obispo.

Cuando él marchó, las personas que fueron a acompañarlo a la estación de tren no olvidaron nunca  su semblante triste y preocupado… las nubes negras de la guerra estaban a punto de descargar toda su carga… el tiempo a venir sería excesivamente terrible y doloroso y él ya intuía en su corazón el sufrimiento.

Él en aquel entonces se encontraba en Himelstur (Alemania) y desde la Editorial que el regentaba dentro de la propia sede episcopal, imprimía cantidad de libros que, en su país Serbia, en tiempos de comunismo habían sido prohibidos. Así el imprimió toda la obra literaria de San Nicolás de  Jitcha DSCN8214y de Ohrid. Las fotos corresponden a una visita que se hizo en la sede del Obispo Lavrentije en Sabac, Serbia, el mayo de 2004. La alegría del encuentro fue grande y nos regaló todas las obras editadas de San Nicolás (Vélimirovitch) que, actualmente se encuentran en la Parroquia de la Protección de la Madre de Dios, de Barcelona.

Después de la visita a la sede episcopal de Sabac, por indicación del obispo Lavrentije se visitó el precioso enclave de Soko Grad, fundado por él y su diócesis.

 El Monasterio está situado al pie de la antigua fortaleza de Soko Grad, hoy en ruinas, a 15 km. de Ljubovija. Fue fundado a iniciativa del Obispo Lavrentije. La Iglesia fue construida SOKO GRADentre 1991  y 1994 en un estilo arquitectónico influenciado por la escuela moraviana de la Serbia medieval.

En el recinto del monasterio se encuentra también un museo, y un edificio importante, la “Casa de Nikolaj Vélimirovitch” que puede recibir unas 200 personas. Después del 2001, el monasterio acoDSCN8286ge el movimiento “Moba”, que se destina a los jóvenes serbios de la diáspora, el objetivo del movimiento es de aprender la lengua serbia y familiarizarlos con el país de sus antepasados.

El monasterio se halla dedicado a San Nicolás de Jitcha y Ohrid.

DSCN8206 (2)

De aquel entonces, cuando Monseñor Lavrentije llegó a Barcelona, han pasado ya treinta años. Desde estas líneas queremos hacerle llegar nuestro gran respeto y todo nuestro cariño hacia su persona. Él siempre nos ha acogido y recibido con bondad y generosidad. Que Dios le bendiga!

Su Santidad el Patriarca Irineo

SU SANTIDAD EL PATRIARCA IRINEO.
Este año 2018 en que celebramos el 30 Aniversario en el Patriarcado de Serbia, queremos hablar de Su Santidad el Patriarca Irineo,

ZEuk9lMaHR0cDovL29jZG4uZXUvaW1hZ2VzL3B1bHNjbXMvTVdJN01EQV8vZTcxYzY2OWFiYTVlYjY4NGI2Njk4MzRkYjQ5NDkxYWEuanBlZ5GTAs0C5ACBoTABEl Patriarca Irineo nació en 1930 en Vidovo, cerca de Cacak (Serbia), se matriculó en el seminario de Prizren y realizó sus estudios superiores en la facultad de teología de Belgrado. Antes de convertirse en profesor en el seminario de Prizren en 1959, fue tonsurado monje y ordenado sacerdote, tomando el nombre monástico de Irineo. Tras haberse doctorado en Atenas, fue nombrado el 1969 para dirigir la escuela monástica de Ostrog, para ser a continuación designado rector del seminario de Prizren. Fue elegido obispo vicario de Su Santidad el patriarca Germán, en 1974, con el título de obispo de Morava. En 1975, fue elegido obispo de Nis, gran ciudad del sur de Serbia, lugar de nacimiento de Constantino el Grande.
El 22 de enero de 2010 fue elegido Patriarca, como sucesor del Patriarca Pavle. Irineo es considerado como un tradicionalista moderado, abierto al diálogo interreligioso.
Después de la guerra sufrida en los Balcanes, el 8 de septiembre de 2012, el Patriarca Irineo participó en la catedral católica en Sarajevo, Bosnia-Herzegovina en un encuentro de les religiones para la paz con un gesto extraordinario de reconciliación.

Resiguiendo la historia, hace cuatro años un grupo de estudiantes y tutores de la Escuela de Teología «Sant Gregori Palamàs» visitaron Serbia, y fueron recibidos por el Patriarca.

9_02018-05-09-PHOTO-00000577

 

 

 

 

Su Santidad el Patriarca Pavle

El 1 de diciembre de 1990 fue elegido el nuevo Patriarca, Su Santidad Pavle

Su vida es  excepcional por el testimonio que ha dejado a través de su sabiduría,
humildad e integridad. La Editorial “Grands spirituels orthodoxes du XX siècle”, L’Age Homme, en el libro dedicado a su vida, lo intitula “Le Patriarche Paul de Serbie, un saint de notre temps”, porque ya una gran parte del pueblo lo considera santo.

260px-Patrijarh_PavleSu Santidad, el Patriarca Pavle                      (1914-2009)

Su infancia

Gojko Stojcevic, el futuro Patriarca Pavle, nació el 11 de septiembre de 1914. A la edad de tres años quedó huérfano, su abuela y su tía fueron quienes se ocuparon de él. Él mismo escribió: “Mi recuerdo maternal está vinculado a mi tía, sentía por ella un amor sin límites, y compensó la desaparición de mi madre”,  la ausencia de su padre fue compensada por un vínculo muy intenso con el Padre celeste, que se desarrolló en el ambiente de piedad de su familia. Él dijo: “Un niño que conoce el Padre Nuestro desde la infancia tiene una concepción del Padre celeste diferente cuando se encuentra sin padres, lo vive de manera más intensa”.

Recibió la tonsura monástica la vigilia de la Anunciación de 1948, con el nombre de Pavle (Pablo). Al cabo de seis años fue ordenado sacerdote. Apreciándole las competencias teológicas, el Santo Sínodo de la Iglesia ortodoxa serbia decidió, en 1955, enviarlo a la Facultad de Atenas para terminar sus estudios, donde se especializó en  Estudios Bíblicos y  Teología Litúrgica. A principios del año 1956 fue nombrado Archimandrita y más tarde, el 22 de septiembre del mismo año, fue consagrado Obispo de la diócesis de Raska-Prizren   una diócesis que cubre la actual Kosovo, una región donde estuvo más de treinta años. Desde esta época denunció las destrucciones de Iglesias y monasterios ortodoxos, antes de llevar, en los años 1990, este combate a nivel internacional. El 1 de diciembre de 1990 fue proclamado Patriarca.

Kosovo, cuna de la ortodoxia serbia, el Patriarca aconsejó a los serbios quedarse en el lugar. Considerado como moderado en el seno de la Iglesia rechazó pertenecer a una Gran Serbia construida “sobre el crimen”. En 1997, estuvo al lado de los manifestantes que denunciaban el régimen de Milosevic. “Nuestra semilla es de no hacer llorar un niño o entristecer a una sola anciana por el hecho de pertenecer a otra religión, o de otra nación, declaró al principio del conflicto, marcado por las escisiones étnicas y culturales. 

El Patriarca Pavle fue sobretodo un pastor, muy comprometido en tanto que obispo en el desarrollo de su diócesis y en la defensa de su patrimonio amenazado y como Patriarca en el gobierno de una Iglesia, conocedora  de las divisiones internas de un rebaño acorralado por los tormentos de diversas guerras que se sucedieron durante un largo período de su patriarcado.
Su enseñanza se transmitió sobre todo a través de sus discursos, mensajes, homilías… y en su correspondencia privada.

patriarche-pavle-de-serbie01patriarch-of-serbia

               Un monje de gran humildad
Al igual que cuando era obispo, como cuando fue el primado de la Iglesia serbia, el Patriarca Pavle fue el mismo hombre que cuando era monje, no dejó nunca la humildad que conviene al estado monástico. Acostumbraba ir solo andando por las calles o subiendo en el autobús. Se dejaba fácilmente abordar por todos y les hablaba de buen grado, simplemente y familiarmente.
(
Fuente: Le Patriarche Paul de Serbie. L’Age d’ Homme)

El Arcipreste Joan y la popadía María Rosa, acompañados de Alexander Ivancic (Sacha), en el año 2000, fueron recibidos por Su Santidad. De este encuentro quedó grabado en sus memorias las palabras del image1 (2)Patriarca, unas palabras llenas de dulzura y sabiduría. 
Otra ocasión fue en París, donde un grupo de la comunidad de Barcelona y Girona se hallaba en aquel momento en el «Instituto de Teología Ortodoxa Saint Serge» y coincidió con él. Fue un regalo de la Providencia para quienes le conocieron personalmente.

(Foto BBC News)

beogradSu Santidad el Patriarca Pavle, se durmió en el Señor el domingo 15 de noviembre de 2009, a la edad de 95 años. El Estado serbio decretó duelo nacional de tres días, durante los cuales cerca de seiscientos mil fieles fueron a reunirse  delante de su féretro, expuesto en la catedral de San Miguel de Belgrado. Los funerales se hicieron en la catedral de San Sava y la larga procesión fue seguida por casi un millón de personas. Del mundo entero se recibieron los pésames rindiendo homenaje al patriarca difunto, reconocido por todos, no sólo como un pastor excepcional, sino como un santo.    Fue enterrado en el Monasterio de Rakovica, en los alrededores de Belgrado.

En las fotos de abajo vemos la visita del Patriarca Irinej en oración delante de la tumba  y la otra, el Hieromonje Miquel, en una visita que también hizo en dicho Monasterio, pudiendo visitar la tumba del Patriarca y hacer una Panikidia.

 tumba patriarca20130924_171028

46 años de Actividad Pedagógica

ACTIVIDAD PEDAGÓGICA DESDE EL AÑO 1972

davDurante los 46 años de existencia, es decir, desde los albores de la Iglesia, (1972), en la primitiva Parroquia “Santísima Trinidad”, el Arcipreste Joan, marcó el inicio del estudio a la comprensión de la Filosofía y Teología Ortodoxa, que perdura hasta el día de hoy. 

La mayoría de las personas que asistían a las clases, en la pequeña iglesia, de la calle de Arnaldo de Homs, barrio de Vilaspiscina (Vila-piscis)  no conocían siquiera la Tradición Ortodoxa.

El P. Joan nunca ha dejado  de dar clases y una parte de estas personas conocieron la Tradición Ortodoxa, gracias a la enseñanza continuada que perdura actualmente.

A través de la “Fundació Ortodòxia” que alberga la Escuela de Teología “San Gregorio Palamás”, semanalmente se imparte formación pertinente. En la actualidad, la actividad es presencial, unas veinticinco personas,  en Barcelona  y  on-line, actividad  en la que están inscritas más de cien personas, de diferentes países: España, Portugal, Francia, Centro y Sud América. Recientemente se han incorporado ocupando diversas tutorías: Jaume Puigdengolas Oriol, Enric Romea Rosas y Joan Llàtzer García. Los Hieromonjes Serge  y Miquel  colaboran en tareas de traducción de textos.

El Arcipreste Joan se licenció en Teología en el Instituto Ortodoxo de Saint Serge de París y cursó estudios en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas de Barcelona.  Actualmente es profesor  invitado en la Universidad Católica de Murcia, en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y es pro2014-05-31 11.24.31fesor del Master “Diversidad religiosa” impartido por la Cátedra Ferrater Mora de la Universidad de Girona. 
El Instituto de Teología Ortodoxa Saint Serge de París y el Seminario de Estudios Eslavos de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona,  son entidades con las cuales la escuela mantiene colaboración. 

 

Su Santidad el Patriarca Germán (1899-1991)

30 Aniversario 1988-2018

Durante este año en curso,  en que la Iglesia Ortodoxa  Española, conmemora el 30 Aniversario en que se halla bajo la jurisdicción del Patriarcado de Serbia, recogemos aquellos documentos, hechos, acontecimientos y personas que han incidido y formado parte de este proceso.
PA01
Su Santidad, el Patriarca Germán                 (1899-1991)

Presentamos a Su Santidad, el Patriarca Germán que,  durante su patriarcado, el Santo Sínodo acogió a la Iglesia Ortodoxa (febrero 1988). En aquel entonces la comunidad se hallaba ubicada en Barcelona y en la provincia de Girona, con una existencia, a priori,  de dieciséis años.

El Patriarca Germán de Serbia: Патријарх Герман, Patrijarh fue el 43er. Patriarca de la Iglesia ortodoxa serbia, líder espiritual de los serbios ortodoxos del este, desde 1958 hasta 1990. El nombre completo de su título era Su Santidad el Arzobispo de Peć, Metropolita de Belgrado y Karlovci, Patriarca Serbio German.

Biografía
Germán nació el 19 de agosto de 1899, en el pueblo de Jošanička Banja, del Reino de Serbia. Después de finalizar sus estudios escolares en Velika Drenova, se graduó en el Seminario Kruševac en Belgrado, estudiando a continuación en el Seminario Sremski Karlovci. Estudió Derecho en La Sorbona de París y se graduó en la Facultad de Teología Ortodoxa en Belgrado, en 1942.

Germán fue el primer Patriarca que tuvo la Iglesia Ortodoxa en nuestro país, en el momento en que fue acogida por el Santo Sínodo de la Iglesia Serbia, bajo el omofor del Obispo Laurentije. Fue ordenado Presbítero y en 1931, se trasladó a Vrnjačka Banja y en 1938 se convierte en referente del Santo Sínodo de la Iglesia ortodoxa serbia. Más tarde fue ordenado Obispo Vicario de Moravia, llegando a ser monje del Monasterio de Studenica, donde toma el nombre de Germán.

Cuando el Patriarca Vicente (Patriarch Vikentije) falleció repentinamente el 5 de julio de 1958, se suscita una lucha interna para sucederle. German no era señalado como guardián del trono (Patriarca Provisional), como lo era el Obispo de Braničevo, Hrizostom Vojinović, quien era señalado para ocupar el cargo. Se cree que la elección de Germán fue un compromiso, pero perdura aún la popular historia que Aleksandar Ranković, un alto dirigente comunista serbio y luego sucesor de Tito, entró en la sesión del Santo Sínodo, haciendo ingresar a Germán, y exclamando: «¡Este es su nuevo Patriarca!»

Después de 30 años y debido a su estado de salud,  el 27 de agosto de 1990  el Santo Sínodo  designó al Obispo Metropolitano de Zagreb y Ljubljana Jovan Pavlović como guardián del trono y eligió al nuevo patriarca, PIMG_0378avle, el 1 de diciembre de 1990. El Patriarca German falleció en el Hospital VMA en Belgrado, el 27 de agosto de 1991, a la edad de 92 años, siendo sepultado en la Iglesia de San Marcos de Belgrado. Su periodo de 32 años es uno de los más largos en la historia de la Iglesia ortodoxa serbia.

La Iglesia Ortodoxa de Barcelona, no llegó a conocerlo personalmente, pero su bendición fue crucial para la vida futura de la Iglesia. En el año 2014 un grupo de estudiantes de la escuela de Teología «San Gregorio Palamás» visitó la Iglesia de San Marcos de Belgrado, donde se encuentra su sepultura.

Parroquia San Eudald y Santa Parasqueva de Ripoll

El 25 de febrero se celebró «El Triunfo de la Ortodoxia». En este domingo todas las parroquias ortodoxa bendicen los iconos que los  fieles han traido de sus casas. El sacerdote también bendice los asistentes con el hisopo o aspersorio. El Arcipreste Joan este domingo celebró en la Parroquia de Ripoll y utilizó este hispo que tiene su historia que ahora la contamos:

edfedf

 Adriana Oprea nos muestra el hisopo, hecho por una familiar suya de Tirgu Neamt, Rumanía, que el sacerdote usa en los momentos que bendice a los fieles y esparce  el agua bendita. Adriana lo pidió para la Parroquia de San Eudald y Santa Parasqueva, de Ripoll.

Este hisopo  decorado,   que recubre unas  hojas  de albahaca, es característico de este país.  Generalmente son las mujeres que lo tejen y así  las hojas de la planta no se desparraman. Las hojas de la albahaca tienen la propiedad de conservar durante mucho tiempo un aroma agradable, incluso ya secas. 10070702_FY89VX71NK33                                                        Planta de la albahaca

Divina Liturgia Pontifical y Ordenación sacerdotal del P.Diácono José (Santos)

Celebración Divina Liturgia Pontifical y Ordenación sacerdotal del P. Diácono José (Santos)

La Divina Liturgia del domingo 11 de Febrero, Domingo del Juicio Final 2018-02-12-PHOTO-00000024(Carnaval) y Vigilia de la Festividad de Santa Eulalia de Barcelona, todos los sacerdotes: Arcipreste Joan, Arcipreste Martí, Rev. P. Macario, Rev. P. Josep Lluís,  Hieromonje Miquel, Hieromonje Justin, Rev. P. Richard, Rev. P. Paulo, Rev. P. Marko, Rev. P. Romain, Rev. P. Igor, todos de la diócesis del Patriarcado de Serbia, juntamente con los  diáconos y clérigos menores acompañaron en el Oficio litúrgico al  Metropolita y Obispos presentes. S.E. Metropolita Jovan, Obispo S.E. Msr. Luka y S.E. Msr. Ignatije

IMG_20180211_113758
Durante
la misma se ordenó sacerdote al P. diácono José (Santos), que ha sido el diácono permanente durante más de treinta y cinco años en la Parroquia de Barcelona. Es una bendición para todos: ¡POR MUCHOS AÑOS,  P. JOSÉ! ¡POR MUCHOS AÑOS, POPADIA ROSA MARÍA!   ¡Que Dios os bendiga!

El coro de la parroquia cantó juntamente con el Coro de San Simeón, dirigido respectivamente por Lluís Mauri i Nana Peradze. Todo el pueblo apreció grandemente esta participación conjunta cuyas voces resonando en el Templo hicieron de ello una experiencia inolvidable, dando gracias a Dios por este momento.

unnamed (2)          IMG_0370b9 

Conferencia de Monseñor Jovan (Vranishkovski), Arzobispo de Ohrid y Metropolita de Skopije

10 de febrero. PARROQUIA “PROTECCIÓ DE LA MARE DE DÉU». Barcelona

Conferencia de Monseñor Jovan (Vranishkovski), Arzobispo de Ohrid y Metropolita de Skopije, sobre «CATOLICIDAD i ETNOFILETISMO», organizado por la Fundación Ortodoxia (Área Formación Teológica) Escuela «San Gregorio Palamás».

Las primeras palabras de Monseñor Jovan fueron para agradecer la invitación que se le había hecho, por la posibilidad de estar entre nosotros: “Creo que puedo aprender al estar aquí,  sobre lo que voy a exponer…” “Los problemas” entre las iglesias autocéfalas persistirán hasta que no vuelvan a los principios fundamentales… es necesario vencer el Nacional-Filetismo (Etnofiletismo)…

De su conferencia entresacamos estas 2018-02-12-PHOTO-00000029 (2)líneas: “El deseo de vivir una vida en unión con Cristo implica un cambio voluntario en el modo de vida. La forma de vida natural alienta y forma a un hombre para desarrollar el instinto de supervivencia. Con un instinto de supervivencia tan desarrollado, el hombre suele estar dispuesto a sacrificar a todos por su propia supervivencia. Por el contrario, la vida en el cuerpo de la iglesia, sin ignorar el instinto de vida para la supervivencia, el juicio desarrollado instinto de comunión, y que significa confianza, primero en Dios, y también en los miembros del cuerpo de la Iglesia. Confiar en Dios y en otros miembros del cuerpo de la Iglesia prepara al cristiano para sacrificarse por los demás…” Monseñor Jovan hizo referencia a la lectura de la Epístola a los Gálatas 3,26-29: “Todos, pues, sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Porque cuantos en Cristo habéis sido bautizados, os habéis vestido de Cristo. No hay ya judío o griego, no hay siervo o libre, no hay varón o hembra, porque todos sois de Cristo…”

 

Asamblea General de la Iglesia Ortodoxa Española, del Patriarcado de Serbia

10 de febrero. Parroquia “Protección de la Madre de  Dios”. Barcelona
Asamblea General de la Iglesia

El sábado por la mañana se2018-02-12-PHOTO-00000025 celebró la Asamblea General de la Iglesia, con todos  los representantes de las parroquias de la península,  las Islas de Canarias y Mallorca, estando ausentes el Hiromonje Serge de Castelsarracin, y el Rev. P. Dámaso de A Coruña.  Cada uno de los presentesIMG-20180217-WA0024 y representantes expusieron la situación de les propias parroquias; en el transcurso de la misma, se anunció la ordenación del P. diácono Jose, de la Parroquia de la Protección de la Madre de Dios, con gran aceptación y aplaudimiento de todos los asistentes.

La Fraternidad de Santa Eulalia, en boca de la Presidenta, expuso el trabajo que se está realizando este año 2018,  en que se celebra el 30 Aniversario de pertenencia al Patriarcado de Serbia. Uno de los proyectos es visitar el Patriarca Irineo, en Belgrado, y que a partir de ahora y con la bendición de Monseñor Luka, se tendrá que preparar la agenda para la visita. El Secretario general el Dr. Lluís Mauri recogió las actas de todas  las parroquias, que a su vez, se entregarán a la Diócesis.

Festividad de Santa Eulalia y conmemoración del 30 Aniversario en el Patriarcado de Serbia.

9-12 de febrero. Festividad de Santa Eulalia y conmemoración del 30 Aniversario
de la Iglesia Ortodoxa en el Patriarcado de Serbia. Barcelona.

20180209_182314dav

Concierto «Resurrección» Coro «San Simeón.» Maestra del Coro Nana Peradze.

Este mes de febrero, el día 14, (1988-2018) se cumplen los 30 años en que la Iglesia Ortodoxa Española está en la jurisdicción del Patriarcado de Serbia, con su Santidad el Patriarca Irineo y Su Excelencia Monseñor Luka, obispo de Europa Occidental.

El día 9 de febrero,  se inició el primer acto de celebración del Aniversario, con la actuación del Coro de San Simeón, de la Catedral San Sava de París, en el Concierto “Resurrección”. La maestra de coro Nana Peradze, formando un quinteto,
interpretaron cantos ortodoxos, bizantinos, eslavos y georgianos.  El  concierto  se realizó, en la Iglesia románica de “Sant Pau del Camp”, en Barcelona, con notable asistencia de público.

En este acto estuvieron presentes Su Excelencia, el Metropolita Monseñor Jovan (Vranishkovski)  el Arzobispo de Ohrid y Metropolita de Skopje; Su Excelencia  Monseñor Ignatje, Obispo de Pozarevac-Branicevsko y Su Excelencia Monseñor Luka, Obispo de Europa occidental que, -a causa del mal tiempo no pudo estar presente-;  el Arcipreste Joan, Vicario General para España y Portugal y el Arcipreste Martí, rector de la Parroquia de la Protección de la Madre de Dios, de Barcelona, junto con sacerdotes, diáconos y fieles de la Eparquía de la Iglesia Ortodoxa del Patriarcado de Serbia, ubicados en la Península, en las Islas Baleares, Islas Canarias y Occitania.

davAsistieron gran número de representantes de diversas comunidades cristianas, Asociaciones Culturales, y de Derechos Humanos, así como amigos y familiares.
Hubo representantes del gobierno catalán, el Director Sr. Enric Vendrell y la Subdirectora  Sra. Isabel
Escandell de la Dirección de “Afers Religiosos” de la Generalitat de Catalunya y la Sra. Lola López, Comisionada para la  Diversidad e Interculturalidad,  del Ayuntamiento de Barcelona.

Las voces llenaron el recinto con sonoridad nítida y  de gran espiritualidad, dando a conocer, para muchos, los cantos religiosos de la tradición ortodoxa.

Conferencia «La lección espiritual de la revolución rusa»

«LA LECCIÓN ESPIRITUAL DE LA REVOLUCIÓN RUSA».Con este título, el Arcipreste Pavel Velikanov, profesor de la Academia de Teología del Patriarcado de Moscú, impartió una conferencia, dentro del marco de la Semana de Oración por la unidad de los cristianos, invitado por la comunidad de San Egidio.  

Sus palabras transmitieron  de forma muy pedagógica una lección muy viva que mantuvo el interés, hasta el final, a las personas asistentes al acto. A través de preguntas formuladas entró en casos concretos con el interés de comunicar a los asistentes, el deseo de conocehdrr la Santa Rusia, que en el siglo XX trastocaría el corazón del pueblo ruso, cuando en lugar de las iglesias que destruyeron, construyeron centros de cultura y Rusia se convirtió en comunista.
En estas líneas aportamos una breve introducción de su conferencia:
En la Lavra de San Sergio de Radonez se hizo una exposición de fotografía, realizada por un fotógrafo de gran renombre. San Sergio fue el fundador de este gran monasterio  y él mismo unió los diferentes estados de Rusia. Los comunistas quisieron destruir este centro espiritual.
Las fotos expuestas  eran analógicas, (que difieren de las fotos digitales). Cuando tomamos una foto analógica puede hacer una ampliación nítida de 1 x 2,5 m. Al ampliar las fotografías podía verse al detalle aquellos hechos que hicieron cambiar el curso de la historia de Rusia. Yo mismo visité esta exposición, comenta el profesor Pavel Velikanov.
Así en las fotografías podía verse como destruían las campanas, como los obreros golpeaban hasta destruirlas. Viendo las caras de las personas que lo destruían todo, salí de esta
exposición muy desconcertado. Cuando vi las caras alegres y felices radiantes de felicidad, cuando tiraron los iconos que tenían. Estas personas creían que se estaban liberando.
¿Cómo pudo ocurrir este cambio, después de 900 años de creencia? Si queremos dar una respuesta a ello resulta realmente difícil.
Si observamos la historia
, veremos que unos hechos muestran la tragedia: entre el año 1917 y el 1940, en menos de treinta años pasó lo siguiente: en 1917 habían 67.000 iglesias y en el 1940 habían 500;  en el año 1917 habían 66.000 sacerdotes y en el 1940  menos de 400; 64 obispos en 1917 y 4 obispos en 1940.

¿Qué ocurrió en Rusia en este período?  … en tiempos de Stalin, iban a fusilar a unas personas y el que firmaba la lista de los nombres de los afectados, tenía una hermana que estaba en la lista y era monja…. Y nos preguntamos ¿contra quién se hacía la persecución?…

Semana de oración por la unión de los cristianos 2018

SEMANA DE ORACIÓN POR LA UNIÓN DE LOS CRISTIANOS 2018

 «No ya como un esclavo, sino como un hermano estimado» 

Luc 10,25-37 La parábola del buen Samaritano»

Acabamos de oír la parábola del Samaritano, que es muy conocida por todos y que tiene la virtud de contener y resumir,  explicado en una forma simple, los fundamentos de la vida del cristiano.IMG-20180120-WA0063
Jesús, en la conversación con el legista, hace que este exponga los dos mandamientos principales de la Ley y también del Evangelio.
El primer mandamiento es que tenemos que amar a Dios con todo nuestro corazón, nuestra mente, nuestra fuerza, con todo nuestro ser. Amar a Dios significa que tenemos que llegar a vivir, y a ser realmente de tal manera, que Dios se pueda alegrar en nosotros: que no  llegara a haber nada en nosotros, en nuestras vidas que fuera ajeno a Él, que todo en nosotros estuviera orientado a Él.
Y el segundo mandamiento, el de amar al prójimo como nosotros mismos; este mandamiento, que el legista no entendía, es el mandamiento que tiene que ser nuestro caballo de batalla de cada día, de todos los días de nuestra vida, y que es dónde tenemos que verificar nuestro amor por Dios; a través del servicio y del amor al prójimo podemos llegar al amor pleno a Dios.
Con frecuencia, nos podemos sentir buenos cristianos por el hecho de sentir en nuestro corazón una calidez, un sentimiento de que amamos a Dios, pero esto no es suficiente. La prueba de que amamos a Dios es compartir con Él el amor que tiene por cada una de sus criaturas, de nuestros vecinos, y por el mundo entero.
Y aquí es vital entender y precisar quién es realmente nuestro prójimo. Y diría, en palabras del padre Lev Gillet, que: “mi prójimo no es exclusivamente aquel que la sangre, el territorio o la creencia hace cercano a mí; mi prójimo es, en cada momento, aquel a quien Dios me acerca poniéndolo en mi camino; mi prójimo es aquel a quien me hago cercano sirviéndolo, incluso si es un extranjero o un enemigo. Depende en gran parte de mí mismo que tal hombre sea o no mi prójimo. Y puedo esforzarme a actuar de manera tal que todo hombre se convierta en mi prójimo”.
Tenemos, siguiendo todavía al padre Lev, que intentar adquirir lo que denomina “la mentalidad de Cristo”, es decir, intentar pensar, ver como lo haría Cristo, ante cualquier situación en que nos encontramos respecto a una persona determinada o una situación. En muchas ocasiones esta visión muy diferente de la nuestra, que tendemos a ver las cosas desde ras del suelo, y con muy poco amor.
icon-good-samaritanOtro aspecto de esta parábola es que el Buen Samaritano es en realidad, y en última instancia, el Cristo: porque Él también ha sido considerado por sus coetáneos cómo alguien a quién rechazar, apartar y sobre todo porque Él será siempre el que se incline amorosamente sobre nosotros, que derrame sobre nuestras heridas el alcohol que quema, que purifica, que cauteriza y enseguida derrame el aceite santo, que cura, que alivia. Este derramamiento de aceite, imagen de la gracia de Dios que cura, lo tenemos que pedir a Dios:
Que Dios derrame sobre nosotros su ternura, que derrame su caridad, su gracia, esta fuerza dulce que hace que nos podamos volver a levantar en nuestras caídas y que seamos capaces de seguir el camino que Cristo mismo ha hecho primero: el de dar su vida por los otros, que seamos capaces de reconocer la Verdad absoluta, que es Cristo mismo, a quien realmente se debe de todo honor, gloria y adoración por los siglos de los siglos. Amén.

Fiesta de la Teofanía. Bendición de las aguas. Puerto de la Cruz

IMG-20180120-WA0024El Hieromonje Miquel celebró en la Parroquia de la «Presentación de la Madre de Dios en el Templo», en Puerto de la Cruz, la Gran Bendición de las aguas.  Los fieles pudieron llevarse a sus casas el agua bendecida.

Después, marcharon a un lugar llamado «Madre de Agua» que está en un entorno impresionante, donde el agua de un manantial surge de la cavidad de la misma roca. Este lugar se halla a un cuarto de hora en coche, desde Puerto de la Cruz. IMG-20180120 2-WA0040Para llegar,  hay unos barrancos profundos que van a parar al mar y se desciende por la montaña unos diez minutos. Y allí,  el Hieromonje Miquel bendijo las aguas, seguido de los fieles de la parroquia.

Fiesta de la Teofanía. Bendición de las aguas. Alicante

En la parroquia de San Andrés y San Nicolás, cuando llega la Fiesta de la Teofanía cada año, a la hora de Maitines tiene lugar la Gran Bendición de las Aguas. Después de la Divina Liturgia, desde hace once años, el Rev. P. Nicolás, junto a los feligreses  descienden a la playIMG-20180106-WA0024 (2)a “del Postiguet” y allí bendicen las aguas del mar. El P. Nicolás se adentra en el agua y a la tercera vez que introduce la cruz,  la arroja dentro del agua. Los jóvenes se lanzan al mar para buscarla. El joven que la encuentra debe guardarla en su casa, hasta el año siguiente.  La cruz está hecha de madera y sujetada detrás con un corcho para que no pueda perderse. A parte de los feligreses que acuden a esta bendición, otras personas se acercan a la playa para ver el acontecimiento, desde hace tiempo.

Una noticia local de la ciudad de Alicante: según las estadísticas de la Cruz Roja, se ha observado que desde que se bendicen las aguas, no se ha registrado ningún incidente de ahogamiento.  Esto ha sido dicho personalmente al P. Nicolás para que las sigan bendiciendo, como cada año.

Tradición popular de los Reyes Magos

Noche 5 Enero (Nuevo calendario)
En todas las ciudades de España la costumbre de los regalos de Navidad, para los niños,  los traen los ReREIS GALICIAyes Magos de Oriente, la noche del 5 de enero.
En algunas parroquias guardan esta costumbre y en la Parroquia de San
Juan Crisóstomo de la Coruña, la matushka Ángeles se encarga de repartir los juguetes de Sus Majestades. También en otras parroquias para este día se recogen juguetes para las obras sociales, dirigidos a los niños de familias necesitadas

Durante este período de Navidad, se lee en la Divina Liturgia el momentREIS MAGS DORMINTo en que Herodes, viéndose burlado por los Magos, que habían sido avisados por Dios en sueños,  de que volviesen por otro camino,  que no fuera el que conducía a Herodes, éste enfurecido mandó matar a todos los niños que había en Belén y los alrededores.
P. Joan, en su homilía habló de esta matanza de los Inocentes, con la reflexión de que el mal no soporta el bien, y antes de admitirlo es capaz de destruir i matar aquello que es bueno.

30 años en el Patriarcado de Serbia

2018

Hemos empezado el Nuevo Año civil. Pedimos bendiciones a nuestros sacerdotes. Y pedimos a Cristo, Dios nuestro, que los proteja para que sigan el camino evangélico y transmitan la Fe guardada y mantenida en la Iglesia Ortodoxa a través de los Santos Padres y Madres que nos han precedido y  que han dado su testimonio por su amor a Él, a través de los siglos. Proseguimos en el  camino y rezamos para que Cristo, Dios nuestro, por las oraciones de sus Santos nos ilumine y vivamos en Paz y Amor.  Que su Luz brille en todos los corazones que escuchan su Palabra y la guardan, para dar frutos de verdadera conversión y que brille allí donde hay tinieblas y sólo Él que descendió hasta los infiernos, puede llegar y vencer la propia obscuridad y muerte.

La Iglesia Ortodoxa Española, está  inscrita en el  Registro del Ministerio de Justícia, de Madrid, desde el año  de su nacimiento que fue el 1972. No será hasta  el 14 de febrero de 1988, 16 años después, que fue acogida por el Patriarcado de Serbia. Este año se cumplen 30 años de filiación.

El Documento de Acogida, escrito en inglés, dice así:

        Lavrentije, Obispo Ortodoxo ddave Serbia
                     para Europa Occidental

Después de un estudio atento, yo acepto la Comunidad Ortodoxa Española de la Madre de Dios, en Barcelona, y con la gracia de Dios la ubico bajo mi omofor y en la jurisdicción espiritual de la Diócesis Ortodoxa Serbia para Europa Occidental, rezando para que la Comunidad Ortodoxa de la Madre de Dios pueda extender su misión mucho más allá de los límites actuales.

Fecha: San Trifón, mártir
           14.02.1988                 BISHOP LAVRENTIJE                                                                           
Durante todo este tiempo, además de las ya existentes desde el principio de su fundación,  han ido surgiendo otras parroquias. En la actualidad existen diecisiete parroquias que están esparcidas por toda la Península Ibérica, además  de contar con una en Lisboa y otra en  Occitania: En las provincias de Barcelona (1), Girona (5), en Alacant (2), Mallorca (1), en Vizcaya (1), Galicia (2), Islas Canarias (2), Madrid (1) Lisboa (1), Occitania (1).

En las proximidades de la Fiesta de Santa Eulalia de Barcelona, mártir (s. IV), iniciaremos, con la bendición de Monseñor Luka, unos actos que, a lo largo del año se irán desarrollando. El primer acto se iniciará con un Concierto,  a cargo  del Coro San Simeón, de la Catedral San Sava de París.

Celebración de la Navidad. Tradición en Serbia.

Con estas imágenes queremos mostrar una tradición muy  popular en Navidad que se viene haciendo desde muy antiguo en algunas partes de Serbia y Montenegro.

Desde hace mIMG-20180106-WA0015ucho tiempo,  cuando llega el día antes de la Navidad, por la mañana, el hombre de la casa va a buscar  el “badnjak” (una rama del árbol de roble  del bosque) que se trae a la casa al anochecer. Antiguamente,  siempre se iba al bosque a buscarlo, ahora normalmente, en las grandes ciudades se compra, en los mercados navideños, sino el árbol, sí unas ramas con hojas secas. Esta rama, que se ha de quemar en la chimenea durante la Nochebuena, representa por un lado la tradición pagana eslava en la que el roble es el árbol sagrado y, por otra parte, los tallos con los que José hizo fuego para calentar al niño Jesús.

IMG-20180105-WA0010También es costumbre decorar la Iglesia con las hojas secas del árbol, como lo muestran las fotos que corresponden a la iglesia de Puerto de la Cruz en Tenerife.

 IMG-20180107-WA0015

 

 

 

 

Las hojas secas del roble son quemadas en la Iglesia. Así lo demuestra la foto de la comunidad de los Santos Apóstoles, en Madrid.  donde P. Marko celebró la Navidad.

IMG-20180109-WA0005IMG-20180109-WA0003

 

 

 

 

 

El Arcipreste Joan celebrando la Navidad en la Parroquia de San Mateo, en Bilbao.

IMG-20180108-WA0002IMG-20180108-WA0001

Las Parroquias que dependen del Patriarcado de Serbia, en España y Portugal  con su obispo Monseñor Luka, celebran la Navidad, o bien, en el nuevo, como en el viejo calendario. Monseñor Luka desde siempre ha respetado, esta decisión plural, según el buen criterio de los rectores de cada parroquia, en función de sus feligreses. Donde todos sin excepción, claman: ¡Cristo ha nacido! En verdad, ha nacido! Hristos se rodi! Vaistinu se rodi!

Mensaje de Navidad 2017 del Patriarca Irineo

LA PAZ DE DIOS – CRISTO HA NACIDO

De suerte que el que espatriarche_irenee-retallada de Cristo, se ha hecho criatura nueva, y el hombre viejo pasó, se ha hecho nuevo (2Co 5,17)

Queridos hermanos y hermanas,
La institución del nuevo y eterno Testamento de Dios y hombre se ha cumplido precisamente en este día, después de la primera Navidad de la historia. Porque es en este día, hijos espirituales bien amados, que el Dios pre-eterno ha cumplido una obra más grande que la creación del universo i que Él ha realizado la promesa hecha a nuestros primeros antepasados, una promesa que los profetas habían profetizado desde tiempos inmemoriales, y que la Purísima, bendecida y siempre Virgen María ha acogido con serenidad. Dios el Verbo se ha hecho carne y ha habitado entre nosotros (Juan 1,14). El Hijo del Padre celestial ha llegado a ser contemporáneo del género humano, a fin que el hombre llegue a ser co-eterno de Dios. El Señor Todopoderoso se ha despojado tomando la condición de esclavo (Ph 2,7) y llega ser físicamente parecido a nosotros, a fin de hacernos parecidos a imagen de Su gloria. Es por esto que el muy sabio apóstol Pablo clamó extasiado: ¡O abismo de riqueza, de la sabiduría y de la ciencia de Dios! Que Sus decretos son insondables y Sus vías incomprensibles (Rm. 11,33).
En aquellos tiempos, un himno maravilloso e inspirado fue entonado por la corte numerosa del ejército celeste: “Gloria a Dios en les alturas y paz en la tierra a los hombres en que Él se complace! (Luc.2,14), mientras que en el cielo una estrella indicaba Betlehem, ciudad natal del profeta y Rey David, y la “Casa de pan” en que apareció en verdad el Pan vivo descendido del cielo. En la calma de la luz espiritual de esta noche de Navidad, el rostro humano del Hijo pre eterno y único fue acogido por las miradas de los pastores (Lucas 2,4-15).
Como este misterio majestuoso de la piedad – la aparición del Hijo de Dios en la carne – era inconcebible por los ángeles y los hombres, el plan pre eterno del amor divino que lo llena todo, empieza a revelarse en el santo silencio de la gruta de Betlehem, lleno de una calma absoluta y de una bondad indecible. I, en verdad, aproximándose piadosamente de la ciudad de David, a los lados de los coros celestiales de los santos, nuestros ojos espirituales ven que en Aquel que por todo ha sido creado en los cielos y en la tierra, habita corporalmente toda la plenitud de la Divinidad (Col 2,9). Esta verdad revelada por Dios es predicada innumerables veces en nuestra santa Iglesia, diciendo que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, el Hijo de Dios ha descendido de los cielos ha tomado carne del Espíritu Santo y de la Virgen María, y se ha hecho hombre. La salvación evocada en el Símbolo de la Fe, queridos hermanos y hermanas, va más allá de toda esperanza humana. Dios no ha tomado carne con el fin de mostrar Su gloria y Su majestad, ni de aparecer, en medio de los ejércitos celestes, en este mundo como su maestro. El Salvador se ha dignado tomar carne del Espíritu Santo y dnativity-icon-4e la Virgen María, con el fin de que el hombre, bajo la fuerza bienhechora del Espíritu Santo, el bautismo, la participación a la Santa Liturgia y a la vida en Cristo, sea regenerada y llegue a ser un dios por la gracia, un hermano por la carne de Dios-hombre. Es el que El mismo nos ha permitido gracias al nacimiento verdadero a la vida eterna que nos de la santa comunión, la santa unción de los aceites y toda la vida en los santos misterios que culmina en la Santa Liturgia, en medio de nuestros esfuerzos para adquirir las santas virtudes evangélicas. Al iniciar a pertenecer verdaderamente a la comunidad de los hijos de Dios, en la Iglesia, participamos con gratitud a la vida divina de Cristo y estamos en el camino de salvación que en él se encuentra.
En la luz resplandeciente y el gozo maravilloso de Navidad, nuestra vieja sabiduría popular hace nacer esta máxima: Dios, concede-nos la salud y la alegría en nuestro hogar, que los niños nazcan en buena salud, que el trigo y la viña prosperen, que nuestros bienes crezcan en los campos, los rediles y las porquerizas! En verdad, esta vieja sabiduría popular es profunda y de gran alcance…
Después de desear a todos gran prosperidad, el Patriarca prosigue: En estos santos días de Navidad, oramos con fervor para todos nuestros hermanos y hermanas en la fe, para nuestra patria y en la diáspora, deseando que el Niño divino Jesús-Cristo encienda en sus corazones y sus hogares, la alegría pacífica de la luz de Betlehem, que ilumina hoy el cielo y la tierra. Nosotros invitamos, muy particularmente a todos los fieles en esta noche pacífica, a ser, con corazón y alma, al lado del pueblo ortodoxo serbio sufriente que guarda y protege cada parcela de la tierra santa del Kosovo y de la Metoquia, que nos ha sido, no olvidemos, dado por el Señor como una promesa eterna. Épocas revueltas se han producido y ocurrido. Durante todo este tiempo, nuestros antepasados han sostenido indeleblemente en sus corazones, el patriarcado de Pec, Gracanica, la Madre de dios de Ljevisa, Bajska, Decani, los Santos Arcángeles, y miles de otros santuarios en Kosovo y Metoquia. Sabían y se acordaban que habían caminado por el suelo de esta tierra santa en el lejano siglo VII y antes, como se menciona en las crónicas bizantinas. Sabían que habían dejado inscripciones en cerámicas del s. IX, que habían abierto las primeras escuelas cerca de los monasterios, escrito libros, pintado frescos e iconos, construido iglesias, abierto los primeros hospitales, escrito libros en eslavo… Sabían que el gran zupan de Raska, Vukan, había defendido la ciudad en el siglo XI. Sabían que eran los soberanos surgidos de los linajes de Nemanjic, Lzarevic, Brankovic, Petrovic, Obrenovic y Karadjordjevic, quienes habían construido santuarios a lo Milutinstlargo de las ciudades serbias. Todo ello, hermanos y hermanas, nuestros antepasados lo sabían. Nosotros, sus descendientes, lo sabemos también. Pero sabemos otra cosa. Sabemos que en el Kosovo y en Metoquia, nuestro pueblo sufriente se ha quedado a fin de confesar, como mártires, su santa fe ortodoxa y llevar valientemente el testimonio de su identidad serbia. Lo sabemos, como ellos lo saben, y no olvidamos nada de todo ello, porque Kosovo y Metoquia son nuestra Jerusalén, nuestra tierra santa. Y es por esto que podemos, con el salmista David, prometer rezando: “Si yo te olvido, Jerusalén, -si yo te olvido, Kosovo y Metoquia- que mi derecha se seque! (Salmo 136,5).
Nuestros hermanos en la fe, además, son confrontados a pruebas y no solamente los de Kosovo y Metoquia. Hoy en día, muy particularmente, el Niño divino Jesús-Cristo a nosotros, cristianos ortodoxos e hijos de la Iglesia, fortificados por Su gracia, y sin tener en cuenta la manera en que los otros se comportan a nuestra mirada, aquí mismo, a los alrededores o en todo lugar del mundo a comportarnos hacia todos según el mandamiento der Dios, como hermanos y amigos, cuáles sean su fe o su nacionalidad, sabiendo que Dios nos pide que lo que hagamos con los otros sea con amor, y no lo que los otros puedan hacernos. Hoy, cuando la Madre de Dios ha dado a luz al Dios pre eterno, nosotros rezamos para todos los hombres, en particular por los jóvenes, torturados por los vicios terribles de la narcomanía, alcoholismo, libertinaje, pereza, cólera, amor al dinero, orgullo, deseo con exceso, insensibilidad y de todos los otros vicios que, todo prometiendo una alegría aparente, rebajan de hecho la dignidad humana, haciéndola esclava.
Rezamos al Señor de los ejércitos celestes que les permita conocer la verdad y de reconocer el rostro de Dios en ellos mismos, de enderezarse valientemente y de rechazar las cadenas de una elección errónea. El Señor Jesús-Cristo ha dicho: … Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres… Cualquiera que cometa el pecado es esclavo (Joan 8, 32; 34). Somos libres en la plena aceptación del término, cuando seguimos el camino de una vida virtuosa que toma su fuente en la comunidad creadora de amor con Dios. Al revés, el mal uso de los dones de Dios y del potencial que es el nuestro, como la elección de un modo de vida errónea, debilita y destruye nuestra libertad, degradando nuestra personalidad, causando un sentimiento de vacío y absurdo para finalizar llevando a una esclavitud del espíritu. La libertad, queridos hijos espirituales, es la libertad por el Cristo, por el otro, por la vida y la salud. La libertad para la eternidad, una tal libertad, sólo Dios puede dárnosla porque Él es precisamente, la Libertad, el coraje y la fuerza. Sólo una libertad que implica la escucha de la voluntad de Dios y la moderación en la mirada a nuestro prójimo y a la naturaleza creada, permite dominar los conflictos terribles y previamente desconocidos, en el seno de nuestro pueblo, surgiendo entre conyugues, padres e hijos, parientes próximos y alejados, que a menudo escuchamos, desgraciadamente, hablar demasiado de ello.
La dulce Nueva de la Navidad de Cristo, hoy es anunciada en un mundo en que resuena el ruido de las armas, donde las agresiones se producen a la vista de los individuos y de los pueblos, donde reinan la ilegalidad y la injusticia social, en que los niños inocentes son víctimas de los conflictos guerreros, de toda clase de abuso y de hambres, en un mundo sobre el cual pesa la amenaza nuclear. Preocupados, pero sin perder la esperanza, rezamos al Niño divino de Betlehem que ilumine las tinieblas y de volver hacia el bien a los que tienen el comando de las palancas del poder en sus manos. ¡No tengamos miedo! En lugar de éxitos y temores terrestres, recemos por la paz de Dios llene hoy nuestros corazones! Esta paz no es sinónimo de pasividad y de indiferencia, sino que representa una fuerza dinámica creadora y por encima de todo, incesantemente activa delante del poder de transfigurar y de aportar la salvación no solamente a nosotros, sino también a los hombres que nos rodean. La experiencia bendecida de San Serafín de Sarov lo testimonia: “Adquiere el don de la paz y entonces miles de tu alrededor serán salvados”.
Dios que es con nosotros –el Emmanuel- representa precisamente esta Paz que da acceso a la paz celeste. Una tal paz no puede ciertamente identificarse con las tentativas pasadas, actuales y futuras, de realizar un estado de paz en esta tierra, que no se asientan en el centro del Dios Trinitario. La paz de Cristo es única, porque ella está fundamentada en el amor indecible e incomprensible del Padre celeste, Que ha amado tanto al mundo que nos ha dado Su Hijo, el Único Engendrado, a fin que cualquiera que cree en Él no se pierde, sino que tiene la vida eterna (Joan 3,16). El Dios-hombre, el Señor Jesús-Cristo ha nacido de la Virgen María, a fin de morir en la Cruz, resucitando a los muertos, dando la paz y la beatitud de la vida eterna a todas las criaturas. La realidad del don de esta paz que triunfa del pecado y de la muerte, la vivimos, queridos hijos espirituales, no solamente hoy, día de la fiesta de la Navidad de Cristo, sino cada vez que nos juntamos en nuestras santas iglesias durante la Santa Liturgia y cuando comulgamos en el Cristo Viviente.
Al celebrar nuestra fiesta hoy, rezamos para que nuestros corazones lleguen a ser como la cueva de Betlehem donde nace el Cristo, Hijo de Dios, y que nosotros, guiados por la luz de la estrella de Betlehem, iluminados por la sabiduría de los magos venidos de Oriente, inspirados por el Espíritu Santo, que ha tocado la Madre de las madres y pacificado las inquietudes del justo José, nosotros clamamos a los cuatro lados del universo, proclamando la venida de Aquel que nos salva: La paz de Dios – Cribisbe Lukasto ha nacido! En verdad, ha nacido!

Patriarcado de Serbia, Belgrado – Navidad 2017-
El patriarca serbio Irineo, con todos los obispos de la Iglesia ortodoxa serbia y Monseñor Luka, obispo de Europa occidental.

Fuente: Orthodoxie.com

Mensaje de Pascua del patriar Irenei, 2017

resurreccioCristo ha resucitado !
Cristo ha resucitado de los muertos,
por la muerte ha vencido a la muerte,
y a los que están en las tumbas
les ha dado la vida
(Tropario de Pascua)

Queridos hermanos y hermanas,
Pascua es la fiesta cristiana más grande, fiesta de la fe, de la vida y de todas las bendiciones divinas. Toda nuestra fe está en Pacua, y Pascua en nuestra fe. Por ello, el apóstol Pablo, el educador del pueblo, a quién se le puede llamar claramente como el más gran predicador de la Resurrección, tanto de Cristo como de la nuestra, afirma categóricamente: “Y si Cristo no resucitó, vana es vuestra fe”  antes de añadir: “Cristo resucitó de entre los muertos como primicias de los que durmieron.” (1 Cor, 15, 17-20). La fe en la Resurrección de Cristo constituye la esencia de la predicación y de las enseñanzas cristianas, el fundamento de la Iglesia, de su liturgia y su teología.
La resurrección es el tema central de las Santas Escrituras, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. Recubre dos concepciones estrechamente ligadas entre ellas: la resurrección general de los muertos al final de la historia humana (Isaías 26, 19) y la Resurrección de Cristo anunciada por los profetas vetero-testamentarios (Salmo 15,15) y establecida en las predicaciones de los santos apóstoles (Hechos, 2, 23-24).

Irenei, Pascua 2014_Beograd, patrijarh srpski Irinej, Uskrsnji pozdrav Hristos Vaskrse

El Antiguo Testamento nos habla en numerosos lugares, con sus palabras y sus imágenes, de la resurrección. El profeta David lo testimonia en sus salmos (Sal, 15,9; 16, 15). Job, que ha sufrido tanto, grita dirigiéndose a Dios, teniendo fe en la resurrección: “Yo sé que mi Defensor está vivo… veré a Dios… yo mismo le veré, mis ojos le mirarán, no ningún otro.” (Job, 19, 25-27). El profeta Jonás es el prototipo de la Resurrección en tres días de Cristo (Mt 12, 40). La visión más célebre de la resurrección de los muertos en el Antiguo Testamento se encuentra en el libro del probeta Ezequiel: inspirado por el Espíritu de Dios, ve revivir las osamentas secas, que recuperan en seguida su cuerpo de hombre (Ez, 37, 1-10). Esta visión ha impregnado el corazón de todos los fieles hebreos del Antiguo Testamento; era inseparable de la fe en la venida del Mesías y de su Resurrección (Is 53, 10).
El Nuevo Testamento, por su lado está inmerso todo él en el misterio de la Cruz y de la Resurrección de Cristo. Esto nos es confirmado por los santos evangelistas en su conmovedor relato de los episodios últimos de la vida de Cristo que sucedieron en Jerusalén: su comparecencia en el tribunal ante Pilato, su crucifixión, su muerte en la cruz, pero también su gloriosa Resurrección (Mt 27-28; Lc 23-24). Las primeras en ser dignas de convertirse en testimonios de la Resurrección de Cristo fueron las mujeres mirróforas (Mc 16, 1-2), después los santos apóstoles y la plenitud de la Iglesia primitiva. Se les unieron los mártires paleo-cristianos, después todos los mártires y neo-mártires ulteriores, testigos verídicos de la Resurrección de Cristo, así como los Padres de la Iglesia que, por sus santos concilios, el Símbolo de la fe de Niceo-Constantinopla y por toda su enseñanza dogmática, nos han dejado la fe en la resurrección. La Iglesia es testigo que Cristo está con nosotros hasta el fin de los tiempos (Mt 28, 20). Lo testimonia particularmente en la santa liturgia, que se celebra en memoria de “la muerte y resurrección de Cristo”. En la santa liturgia, el Cristo Resucitados se nos ofrece a través de la santa comunión. ¡Por ello tenemos que ser los hijos de la Resurrección! ¡Vivamos en la Resurrección de Cristo y no dejemos que nada, según las palabras del santo apóstol Pablo, nos separe de su amor (Rom 8, 35)!
El gran starets ruso San  Serafín de Sarov tenía por costumbre, durante todo el año, el saludar a los peregrinos que venían a su monasterio, por estas palabras: “¡Cristo ha resucitado, mi alegría!”. Para poder alcanzar este estado espiritual, debemos, según las palabras del santo obispo Nicolás, “venerar en nuestra vida la Crucifixión de Cristo, no por hábito, sino como nuestra cruz, y sus llagas como nuestras propias llagas”.
Con el corazón lleno de tristeza y de dolor, tenemos que decir que el mundo actual no sigue el camino de la resurrección, sino más bien el de la muerte y de la desesperanza. Al decir esto, tenemos en mente que en Serbia, cada año muere el equivalente de una gran ciudad, porque la mortalidad es netamente superior a los nacimientos. Esta constatación es una fuente de llantos y lamentaciones, y también una señal para dar la alerta. Se tiene que hacer algo para que este camino hacia la muerte se detenga. Es Raquel que llora a sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen (Mt 2, 18). El aborto, siempre y en todas partes, incluido nuestro pueblo, constituye un pecado mortal que grita hacia el cielo. ¡Cesemos de matar nuestros propios hijos en el seno de su madre! También ellos tienen derecho a la vida y a la resurrección. Nos preguntamos dónde están los valerosos “combatientes por los derechos humanos” para defender a los más débiles, que precisamente son los niños no nacidos aún que se encuentran todavía en el seno de su madre? Abandonemos, hermanos y hermanas, el país del pecado y de la muerte, como el Israel vétero-testamentario en la salida de Egipto, y Dios nos concederá todas las bendiciones espirituales para ser el pueblo del Dios Vivo.  ¡Que las alegres lágrimas de los recién nacidos venzan a los gritos impotentes de la muerte! ¡Que Serbia -y el mundo entero- se convierta de nuevo en una gran cuna! ¡Volvamos con fe en la vida, volvamos a la Resurrección! Queridos hermanos y hermanas, la santa Iglesia ortodoxa es nuestra Madre espiritual. Vela sobre sus hijos sin tener en cuenta los lugares donde viven; se extiende por todos lados, con sus hijos e hijas, para que todos juntos accedan a la Resurrección. Regocijémonos con aquellos que se regocijan y aflijámonos con los afligidos, llevándonos las cargas los unos a los otros, pues así cumpliremos con la ley de Cristo (Ga 6, 2). El santo starets Sofronio (Saharov) afirma que el respeto de los mandamientos de Dios destruye el hombre viejo en nosotros y resucita al nuevo, concebido a la imagen de Dios, nuestro Creador y Salvador. San Basilio el grande evoca, en el mismo espíritu, el poder transfigurador de la Cuaresma y dice que los ángeles de Dios inscriben los nombres de los que cumplen toda la Gran Cuaresma, pues al hacer esto, renuncian a todo lo que es terrestre y efímero, para acceder a lo eterno e imperecedero, es decir a la resurrección. Al seguir los mandamientos de Dios, expresamos y confirmamos nuestro amor por Cristo (Jn 14, 15), pero también hacia nuestro prójimo (Mt 22,40).

El mundo contemporáneo ha aceptado en gran medida una filosofía diferente, la del camino amplio que lleva a la perdición (Mt 7,13). Se intenta reemplazar las virtudes cristianas por un humanismo aparente y la espiritualidad mentirosa del Extremo Oriente. Todas las falsas religiones y para-religiones, filosofías y falsas filosofías, ideologías y mitologías modernas, son esclavas de la  muerte; condenan a los seres humanos a la muerte, en la medida en que creen que el hombre es un “ser destinado a la muerte”, no un ser destinado a la vida eterna; lo hacen en tanto que empujan a los hombres a la muerte y al suicidio, de manera instantánea ( en la guerra y en los arreglos de cuenta “pacificadores” y sangrientos) o prolongado (por una vida de libertinaje y de vicios, sobre todo en la esclavitud de la droga). Vivimos en una época en la que se intenta proclamar que el mal es el bien, que el bien es el mal, y que el pecado, según las palabras del santo starets Païsios el Athonita, es algo moderno y aceptable. En lugar de ejemplos de virtud y honestidad, se proponen a ídolos y a anti-héroes, la indisciplina con respecto a los padres y el rechazo de cualquier autoridad. La responsabilidad de la Iglesia es grande, como la de todas las instituciones educativas de este país, pues se tiene que ayudar a la juventud a encontrar el camino de una vida auténtica y de la resurrección. Enseñemos a los niños a ser parecido al joven del Evangelio que había pedido al Señor: “Qué debo hacer para obtener la vida eterna? Ese joven obtuvo la siguiente respuesta del Cristo: ¡Observa los mandamientos! (Mt 19, 16-17). ¡Esta es la via de la salvación, la de la resurrección!
Paternalemente, invitamos a todos lo que se han alejado por una razón u otra de la Iglesia, una, santa, católica y apóstolica, a volver bajo su égida. El pecado del cisma y la herejía es terrible. Según los santos Padres, ni la sangre de los mártires la puede lavar. ¡Perdonémonos los unos a los otros a causa de la Resurrección y volvamos a ser hermanos en el seno de la santa Iglesia, único barco portador de la salvación!

Con el saludo de Pascua, saludamos a todos nuestros hijos espirituales en la patria y en la diáspora, y rezamos al Señor Resucitado para que conceda a todos la alegría de la Resurrección. Saludamos particularmente a nuestro pueblo del Kosovo-Metoquia crucificado, parte inseparable de Serbia, donde los santuarios son los guardianes, no solo de la Ortodoxia serbia sino también del cristianismo en Europa. Kosovo ha sido y seguirá siendo nuestro, pues Dios, que no se encuentra en la fuerza sino en la justicia, es capaz de darnos lo que se nos intenta de arrancar por la fuerza.
Que con esta fiesta de Pascua, Serbia resucite, así como todo el pueblo serbio, como escriben nuestros poetas populares. ¡Que Dios conceda que los hombre que dirigen y mantienen el Estado, sean inspirados por el espíritu de la Resurrección y de la victoria del bien sobre el mal! ¡Que el Señor Resucitado, Vencedor de la muerte y Fuente de vida, conceda todos los bienes a este pueblo, es  decir a todo el género cristiano y ortodoxo, así como a todos los hombres de buena voluntad, para que, todos juntos, podemos tener un anticipo de la alegría de la vida a venir, la alegría de la resurrección y la vida eterna!
¡CRISTO HA RESUCITADO!
En el Patriarcado serbio, en Belgrado – Pascua 2017
El patriarca serbio, Ireneo y todos los obispos de la Iglesia ortodoxa serbia.